No Podrás Creer Lo Que La Madrastra Obliga A Este Chico De 15 Años A Hacer Con su Semen, 23 Años Después Le Está Agradecido

No Podrás Creer Lo Que La Madrastra Obliga A Este Chico De 15 Años A Hacer Con su Semen, 23 Años Después Le Está Agradecido808shares

Hablar con tu madrastra de tu semen es probablemente lo último que quiere hacer un adolescente de 15 años. A pesar de esto, para el australiano de Melbourne de 38 años Alex Powell, está muy agradecido de haberlo hecho hace 23 años, ya que gracias a eso, el día de hoy Powell es padre. 

Cuando tenía tan solo 15, Alex descubrió que su vida no sería normal. Para entonces le había diagnosticado cáncer, algo que lógicamente sacudió a la familia hasta los cimientos. La recomendación de los médicos fue que dieran inicio a las quimioterapia inmediatamente, pero su madrastra, a pesar de las circunstancias nefastas, tenía en mente el futuro de el joven.

Patricia Powell estaba preocupada por uno de los efectos secundarios pocos conocidos de la quimioterapia: el alto riesgo de ser estéril. Patricia pensó ¿y si Alex en el futuro quiere tener su propia familia? Así que Patricia incitó al jóven a que fuera al banco de esperma a congelar su semen. 

Y el diagnóstico no se hace esperar: linfoma de Hodkin, un cáncer en el sistema linfático. La quimioterapia logra hacer efecto y el chico sigue con su vida, a cuestas de su fertilidad. En el momento el chico no piensa en tener hijos y con el pasar del tiempo olvida que su material genético fue congelado. 

En el año 2013 Alex se casa junto a su novia Vi y ambos desean formar una familia. Es en ese momento cuando Alex recuerda esa incómoda conversación que tuvo con la esposa de su padre hace más de 20 años. Con la esperanza que su esperma aún conserve su fertilidad, él y su esposa intentan quedar embarazados con el esperma de Alex cuando tenía 15 años.

Y al fin el milagro sucede: Vi queda embarazada con el pequeño Xavier, y en el 2015 nace el pequeño Xavier, luego de un embarazo y parto sin ninguna complicación. Incluso logran un récord mundial, ya que el Xavier es el bebé nacido con el esperma más viejo del mundo. No hace falta decir que los improbables padres están que no les cabe la felicidad, e increíblemente agradecidos con la madrastra de Alex, sin quien sin duda esto no hubiese sido posible. 

¿Quién hubiera creído que un esperma congelado por más de 23 años aún es fértil? Comparte la increíble historia del pequeño Xavier con tus amigos. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR