No continúes un matrimonio sin amor solo por tus hijos... ¡Sólo les causarás más daño!

No continúes un matrimonio sin amor solo por tus hijos... ¡Sólo les causarás más daño!0shares

Como todos sabemos, no todas las parejas están destinadas a permanecer juntas para toda la vida. Y existen parejas que pueden descubrir esa triste realidad cuando ya son padres de uno o más hijos. Por lo que pueden preguntarse: ¿será conveniente continuar la relación por el bien de los niños?

Mientras muchas personas piensan que es bueno permanecer en un matrimonio sin amor para así brindarle un "hogar completo y adecuado" a sus hijos, lo cierto es que podrían ocasionarles más daño. A continuación, te dejamos 7 terribles consecuencias de tener que continuar una relación infeliz solo por tus hijos...

¡Son ellos los que más sufren!

Si no sabías todo el daño que podía desembocar esta decisión, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

Existen parejas que deciden vivir infelices en una relación por "el bien" de sus hijos.

Sin embargo, ¿es esta la mejor opción?... Al respecto, la psicóloga familiar María Elena López indica que los hijos son como un proyecto para los padres, y al separarse, los hace sentir culpables. Ya que sienten que han fracasado en sus objetivos familiares y que les han fallado a sus hijos por no ser una familia completa.

Esto ocasiona que se produzcan situaciones pocos saludables y tóxicas dentro de la familia.

Afectando en gran medida el desarrollo del niño. Es por eso que la mejor manera de criar a los niños es siendo feliz principalmente como padre, lo que puede resultar imposible si continúas en una relación con alguien que no amas.

A continuación, te dejamos 7 terribles consecuencias de permanecer un matrimonio infeliz por tus hijos:

1. Aparece el maltrato físico y psicológico.

Por lo general, las parejas que ya no se aman suelen discutir muy a menudo. Pero hay momentos en que la situación se complica tanto que empiezan a gritar, lanzan improperios y hasta puede generarse la violencia física. Esto afecta gravemente la vida familiar y la autoestima de los niños.

2. Se crea un ambiente tóxico.

Muchos padres piensan que la separación puede generar conflictos, pero no tienen en cuenta que una convivencia forzada e indeseada es mucho peor tanto para ellos como para los niños.

Al respecto, el psicólogo español José Manuel Aguilar, indica que aquellos que se mantienen unidos solo por sus hijos, suelen tener más desacuerdos y peleas.

Lo que conduce a un ambiente tóxico y poco sano para la familia entera.

3. El niño se siente culpable.

A menudo, los niños no están al tanto de la situación de sus padres, por lo que piensan que ellos son los culpables de los pleitos. No se puede fingir felicidad frente a los niños, por lo que ellos siempre logran notar el resentimiento y rabia que puedan sentir.

4. Los hijos imitarán los malos patrones con sus parejas.

Recordemos que los niños son como esponjas que absorben todo lo que puede de sus padres, aún las cosas malas. Por lo que si ven una relación poco saludable en sus padres, repetirán ese comportamiento con sus parejas futuras.

Esto puede llevarlo a tener problemas de autoestima y afecta su vida amorosa.

Imitando conductas de desconfianza, intolerancia y faltas de respetos.

5. Causa problemas en el comportamiento de los niños.

La mayoría de los niños imitan la violencia que ven en casa. Pero otros simplemente se vuelven retraídos, no sabes cómo comunicar sus emociones y tienen problemas de conducta en la escuela.

6. Los niños crecen con miedo.

La tensión e infelicidad de los padres ocasional un mal desarrollo emocional en sus hijos. Al ver las faltas de respeto y ausencia de cariño entre la pareja, los niños crecen con miedo de expresar lo que piensan.

"Quizá estoy asustado".

Igualmente, crecen con muchísimas inseguridades, lo que les ocasiona problema al socializar.

7. Problemas en la escuela.

Debido a la ansiedad, miedo y culpa en la que viven estos niños, su rendimiento tanto en la escuela como fuera de ella suele bajar. Ellos simplemente no puede concentrarse dado que constantemente piensan en los problemas de sus padres.

Si te encuentras en una situación similar y no sabes qué hacer, entonces acude a un terapeuta familiar.

Recuerda que el futuro de tus hijos es importante y para que puedan tener éxito en la vida deben ser criados en un ambiente estable, amoroso y seguro.

Aquí te dejamos otra nota que podría ayudarte en esta situación, presiona clic aquí.

Y tú, ¿qué opinas al respecto? ¿Crees que es bueno mantener un matrimonio infeliz por el bien de tus hijos?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR