¡Lo que callan las porristas de Corea del Norte!: Esclavas sexuales del líder supremo

¡Lo que callan las porristas de Corea del Norte!: Esclavas sexuales del líder supremo102shares

En los últimos días, los ojos del mundo entero han estado sobre la espléndida escuadra de porristas de Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno de este año en Pyeongchang. En donde estas talentosas chicas animan a los competidores con su gran optimismo, sorprendentes cantos y animando desde las gradas.

Sin embargo, a pesar de que cualquiera pensaría que el trabajo de una porrista es bastante artístico y honorable, no siempre resulta ser el caso. De hecho, detrás de esos cantos alentadores y hermosas sonrisas hay una verdad que muchos ignoramos: ¡Todas ellas están al servicio -sexualmente- del líder supremo de Corea del Norte!

Sigue leyendo para enterarte de los detalles de esta desgarradora noticia. Si no sabías esta dura verdad, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

Gracias a los Juegos Olímpicos de Invierno de este año en Pyeongchan, el mundo parece estar cautivado por las porristas de Corea del Norte.

Quienes no han hecho más que alentar a los participantes a dar lo mejor con sus maravillosos cantos, bailes y frases de apoyo. ¡Como buenas porristas!

Si quieres conocer un poco más a estas porristas, entonces sigue desplazándote para ver algunas de las mejores imágenes de sus actuaciones en los juegos olímpicos.

Mientras que te enteras de una de las verdades más desgarradoras de estas alegres y animadas chicas.

A pesar de siempre enseñar su mejor sonrisa ante las cámaras, resulta que hay un oscuro secreto detrás de estas chicas.

Recientemente, un desertor del gobierno norcoreano reveló al Bloomberg Press que ese grupo de porristas es en realidad conocido como el "escuadrón de placer", puesto que son forzadas a realizar favores sexuales a los grandes funcionarios del gobierno.

"La tropa vino aquí y tocó a la gente con sus bailes y canciones, y podría parecer un espectáculo de lujo por fuera [pero] también tienen que ir a fiestas y brindar servicios sexuales".

Reveló el desertor Lee So Yeon, músico militar, quien huyó del país en 2008.

De hecho, ellas proporcionan servicios sexuales para altos cargos del gobierno como el mismísimo Kim Jong-un.

"Van a los eventos del partido del Buró Político central y tienen que acostarse con la gente allí, incluso si no lo quieren. Ese tipo de infracciones a los derechos humanos tiene lugar, donde las mujeres tienen que seguir lo que se les dice que hagan con sus cuerpos ".

Según explica Lee So Yeon, las porristas son elegidas a base de dos criterios: apariencia y lealtad al gobierno.

Además, también deben pasar un riguroso proceso de investigación, donde estudian hasta los antecedentes familiares. Y una vez que son elegidas, también son monitoreadas las 24 horas al día.

Igualmente, estas alegres porristas también llevan una vida bastante discreta.

Una vez que se retiran, según se rumorea, se casan con cargos importantes o se les paga una importante suma de dinero para que jamás hablen sobre lo que vieron o hicieron a puertas cerradas.

Otra desertora, Mi-Hyang, respalda estas afirmaciones al compartir su propia historia, en donde fue obligada a convertirse en la esclava sexual de Kin Jong-il, el padre de Kim Jong-un.

Ella cuenta que a la edad de 15 años, hombres uniformados entraron a su escuela y la eligieron de un grupo de compañeros. Luego la separaron de su familia y se le impidió verla por más de 10 años, mientras la forzaban a tener relaciones con Kim Jong II.

Igualmente, el sobrino de rey Jong-il, Lee Il-nam, también exhibió un libro sobre las experiencias de los funcionarios políticos del gobierno.

En su texto, él detalla como la familia real habla sobre el "escuadrón de placer" y sobre las cosas que hacen.

Igualmente, él relata cómo las fiestas sexuales tienen lugar en la casa del mismísimo Kim Jong-il.

Y detalla los juegos eróticos a los que son forzadas las porristas a participar, en donde, en ocasiones, debían afeitar sus partes íntimas para complacer a los hombres.

"Un favorito era un juego en el que los perdedores tenían que quitarse la ropa uno por uno".

"Independientemente de hombres o mujeres. Si se emborrachaban mucho, también jugaban un juego de afeitarse el cabello".

"Si los hombres perdían, se afeitaban una parte de la cabeza, como si fuera cortada".

"Y las mujeres, se afeitaban el vello púbico", escribió Il-Nam, quien también afirma que en algunos eventos se dedicaron estrictamente a tener relaciones.

A pesar de que muchas personas acusan a Corea del Norte de usar sus porristas para difundir propaganda.

La verdad podría ser algo aún más preocupante.

Lamentablemente, es muy probable que estas mujeres jamás recuperen el control de sus vidas.

Por lo que deberán permanecer sonrientes mientras son obligadas a hacer cosas inhumanas.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR