La sangre única de este hombre le ha salvado la vida a más de 2,4 millones de bebés

La sangre única de este hombre le ha salvado la vida a más de 2,4 millones de bebés0shares

Algunas personas han tenido la dicha de jamás necesitar una transfusión de sangre. Sin embargo, un gran número de la población mundial sí lo ha necesitado y todos aquellos que han podido recibir la sangre que necesitaban pudieron experimentar un sentimiento de gratitud que difícilmente podríamos expresar con palabras... pero sí con acciones.

Hoy queremos contarte la sorprendente e inspiradora historia de un hombre que como muestra de agradecimiento se convirtió en un donante de sangre recurrente durante 60 años. Lo más sorprendente de todo, es que su sangre resultó ser única y lo convirtió en el salvador de millones de bebés en Australia.

¡Sigue desplazándote para conocer su historia!

Si quedaste impresionado con la historia de este hombre, entonces COMPÁRTELA con tus amigos, ellos también deben conocerla. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

Todos conozcan a James Harrison.

Un hombre de 81 años, oriundo de Australia, que tiene un tipo de sangre bastante particular y extraña que ha ayudado a salvar la vida de millones de bebés.

Cuando James tenía 14 años, en 1951, tuvo que ser sometido a una operación quirúrgica de importancia de tórax.

En esa operación, los médicos le extirparon uno de sus pulmones y tuvo que ser hospitalizado durante 3 meses. En ese entonces, Harrison se enteró que estaba vivo gracias a la cantidad de sangre difundida que había recibido y fue así como se juró a sí mismo que se convertiría en donante.

Dado que las leyes australianas exigen que los donantes sean personas mayores de 18 años, tuvo que esperar unos 4 años para poder hacer su primera donación.

Pero Harrison mantuvo su promesa y se convirtió en un donante regular del Servicio de Sangre de la Cruz Roja Australiana durante más de 60 años.

Y es esa misma organización la que asegura que Harrison ha salvado millones de vidas con sus donativos.

Luego de que James se convitiera en donante, los médicos descubrieron que su sangre podría convertirse en una "cura" para una enfermedad mortal que afectaba a los bebés.

"En Australia, hasta 1967, había literalmente miles de bebés muriendo cada año, los médicos no sabían por qué, y fue horrible", declaró Jemma Falkenmire del Servicio de Sangre de la Cruz Roja a CNN.

"Las mujeres tenían numerosos abortos espontáneos y los bebés nacían con daño cerebral".

Ahora se sabe que la causa de esas muertes se debieron a la enfermedad "Rhesus".

Una afección en la sangre de la mamá embarazada que comienza a atacar las células sanguíneas de su bebé no nato.

Esta enfermedad ocurre cuando la mujer embarazada tiene sangre rhesus negativa (RhD negativo) y su bebé tiene tiene sangre rhesus-positiva (RhD positivo), heredada de su padre.

Sin embargo, esta enfermedad se hace sentir aún más cuando la mujer ya se ha sensibilizado al RhD positivo a través de un embarazo anterior con un bebé con rhesus positivo, lo que la hace producir anticuerpos que destruyen las células "extrañas" del bebé.

Por fortuna, los médicos descubrieron que Harrison tiene un anticuerpo extraño en la sangre.

Y en la década de 1960, trabajaron con James para desarrollar una inyección llamada "Anti-D", la cual evita que las células de las madres con RhD negativo desarrollen anticuerpos RhD durante su embarazo.

Los médicos aún no tienen idea de porqué Harrison tiene ese tipo de sangre tan extraña.

Aunque sospechan que podría deberse a las transfusiones que recibió cuando tenía 14 años. Y su sangre es tan peculiar que solo 50 personas en Australia tienen esos anticuerpos.

"Cada bolsa de sangre es preciosa, pero la sangre de James es particularmente extraordinaria", dice Falkenmire.

"Cada lote de Anti-D que se ha hecho en Australia proviene de la sangre de James. Y más del 17% de las mujeres en Australia están en riesgo, así que James ha ayudado a salvar muchas vidas. Alrededor de 2.4 millones, para ser exactos".

En la actualidad, James Harrison es conocido como "El hombre del brazo de oro".

Eso se debe a que ha realizado 1.173 donaciones de plasma sanguíneo, de los cuales 1.163 fueron de su brazo derecho y 10 de su brazo izquierdo.

"Se vuelve bastante humillante cuando dicen 'oh, has hecho esto o eres un héroe'", dijo Harrison a CNN.

"Es algo que puedo hacer. Uno de mis talentos. Incluso, probablemente mi único talento es que puedo ser un donante de sangre".

"Me pidieron que fuera un conejillo de Indias, y he estado donando desde entonces", contó Harrison al Sydney Morning Herald.

"Seguiría yendo si me lo permitieran", también declaró el héroe australiano.

Peo lamentablemente, Harrison ya ha superado la edad límite para ser donante y el Servicio de Sangre intenta proteger su salud.

El pasado viernes 11 de Mayo, James hizo su último donativo rodeado de los bebés que ayudó a salvar.

Estamos seguros que muchísimas personas recordarán a este hombre por su enorme labor.

¡Ojalá hubieran más hombres como él en el mundo!

Puedes saber más sobre su historia en el siguiente video:

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR