La Madre "Modelo" Más Odiada del Mundo Vuelve Después de Haber Ganado Peso

La Madre "Modelo" Más Odiada del Mundo Vuelve Después de Haber Ganado Peso169shares

Conoce a Maria Kang.

Maria fue una vez la mujer más odiada del mundo por básicamente llamar a las madres "perezosas". Su artículo de "¿Cuál es tu excusa?", sus publicaciones en que critica a las mujeres gordas  y las entrevistas que vinieron después hicieron que muchas mujeres se sintieran avergonzadas con su cuerpo.

La madre de Maria, influyó mucho en su manera de ver la vida hoy día. 

De acuerdo con una entrevista con CNN, La madre de María, Caroline, luchó con la diabetes en sus 20 años, con un derrame cerebral en sus 30 años y un ataque de corazón y trasplante de riñón a sus 40 años. "Los problemas de salud de su madre llamaron la atención de Maria -que admite ser una amante del chocolate y adicta al dulce-, esa es la razón por la cual Maria se esfuerza en ser un mejor ejemplo para sus hijos".

Maria tenía apenas 16 años cuando participó en su primer concurso.

"Mi mamá y yo somos muy cercanas, pero tenemos muchos resentimientos", confesó Maria al Sactown. "Lo que la gente no se da cuenta cuando tiene sobrepeso es que es egoísta, porque es como ser un drogadicto. Afecta a toda la familia, es muy doloroso".

Su madre la convenció a participar en el Concurso Miss Filipinas. Ella ganó tres desfiles de belleza antes de centrarse en su actitud física.

Su comienzo en el gimnasio.

María se había inscrito en su primer año en el UC Davis cuando un nuevo gimnasio '24 Hours Fitness' abrió a pocas millas de la casa de sus padres. Ella trabajó allí a medio tiempo, en su blog cuenta su experiencia con los gimnasios: "Nunca jugué ningún deporte y como un no-atleta, siempre dependí de videos de ejercicios y clases grupales para trabajar en mi actitud física. Tuve mi primera membresía en un gimnasio en el 'Club Racquet' a la edad de 14 años y fui voluntaria como instructora de aerobics en mi escuela a la edad de los 16. Cuando este hermoso gimnasio abrió tenía 18 años, y rápidamente conseguí mi membresía e incluso invertí 99 dólares de mis ahorros para 3 sesiones con un entrenador personal".

Comenzó a trabajar ahí de la manera más inesperada.

"Un día, vi a 3 hombres compitiendo para ver quien podía hacer más pectorales. No podría recordar haber completado alguna vez más que unas pocos pectorales en el gimnasio, pero fui animada a probar por uno de estos chicos. Tenía 20 años, nunca entrené con pesas y estaba aproximándome a mi penúltimo año en la UC Davis. Y así fue como hice unas lagartijas frente de ellos. No recuerdo cuántos completé ese día, pero en una tarde ocupada en el '24 Hours Fitness', sorprendentemente vencí a los chicos y uno de ellos declaró: 'Soy el entrenador encargado de aquí y quiero que seas una de mis entrenadoras personales'. Su nombre era Jesus Sandavol y él organizó mi entrevista para el día siguiente".

Sí, supongo que esa es la manera de conseguir trabajo cuando tienes 20 años y eres hermosa. 

Así que se convirtió en 'entrenadora personal' de medio tiempo mientras asistía a la universidad.

Una parte de mi quiere aplaudirle por su hazaña, pero otra parte me hace preguntar por qué no necesitó tomar cursos y graduarse de alguna escuela de entrenadores personales. Después de graduarse ella pasó de ser una "consejera de ventas" a una "directora de un grupo de ejercicios". A la edad de 23 años decidió trabajar para una compañía internacional (usando su título de UC Davis) y fue personalmente contratada por el gerente general. Al respecto, Maria dice: "En ese periodo de mi vida tenía mucha pasión, ambición y deseo. Sabía que cualquiera se beneficiaria de mi al construir sus propias compañías basándose en mis creencias acerca de cambiar el mundo a través de una vida saludable". Y así fue como ella creció, siguió a adelante y luchó por sus sueños. A Maria le encantaba ser una entrenadora personal y, como todo buen entrenador, tenía que traer nuevas y creativas maneras para motivar a sus clientes para hacerlo mejor, trabajar más duro y ser más fuertes. 

Esa ha debido ser la mentalidad detrás de su controversial campaña: 'no importa si duele, lo necesitas y te hará más fuerte'.

La foto de: "¿Cuál es tu excusa?".

"Sabía que iba a ser una imagen provocativa", dijo ella. "No me mal interpretes, no soy de las que 'Oh, no sabía que iba a herir los sentimientos de las personas'. Sabía que iba a afectar a las personas en buen y mal sentido".

Y ese fue el punto de su campaña: Causar una reacción.

Y recibió muy mala propaganda después de eso.

Había una gran división en las opiniones de las personas sobre sus tácticas motivacionales. Algunas la encontraron inspiradora, otros la acusaron de tildar a las personas de gordas. Ella respondió con esto: "He estado consiguiendo nuevos seguidores. También he recibido correos y comentarios. Algunos diciendo que soy una acosadora abusiva, que tildo a la gente por su peso y que necesito disculparme por el daño que he causado a las mujeres... Quizá es hora de dejar de irse con cuidado con los sentimientos de las personas e ir al grano. Así que, ¿Cuál es tu excusa?".

"Mala madre, orgullosa, rebelde, narcisista, inspiradora, se burla de las gordas, modelo a seguir y acosadora".

Ella tuvo que demostrar que estar en forma no era discriminar a las personas por su peso.

Y es admirable todo lo que había sido capaz de lograr, ser una madre que trabaja con 3 hijos. "Se necesita mucho tiempo para criar a los niños, pero también hay que tener tiempo para cuidarse a sí misma", dijo ella.

Lo que tiene sentido. Sin embargo, poco después ella escribió un ensayo para el TIME donde acusa a la gente de avergonzarla, dice que la sociedad es débil y que aceptar los diferentes tipos de cuerpos es promover la obesidad. Y fue ahí cuando todo explotó.

"¿Cuál es tu excusa? Únete al movimiento en noexcusemom.com

Trabaja más de 8 horas al día.

Sueño limitado.

No es una entrenadora, atleta o modelo.

Dio a luz en 2009, 2010 y 2011.

Tiene estrías.

Prácticas: Consistencia, persistencia, diciplina, intensidad, paciencia, deseo, concentración y fe.

Fuertes, no delgados".

¡Ella incluso fue temporalmente boqueada de Facebook!

En la publicación que hizo que la expulsaran temporalmente de Facebook decía que ella estaba molesta por 5 motivos: "1. Tenemos un problema de salud en los Estados Unidos con más de 2/3 de la población con sobrepeso u obesidad. 

2. Tenemos una crisis de salud. Gastamos más de 3 billones en la atención sanitaria anual. 

3. Tenemos un problema de obesidad infantil, con muchos niños que sufren de enfermedades de adultos como la diabetes. 

4. Tenemos revistas que elogian a las celebridades (con todos sus recursos) por estar en forma después de dar a luz y desprecian a la "verdadera mamá cotidiana" que es capaz de tener éxito. 

5. Siguen culpando a los mismos (almuerzos escolares, comida rápida, etc.), cuando el verdadero cambio comienza desde casa".

"Expulsada".

El movimiento de "No hay excusa, mamá".

Es una organización sin fines de lucros con gimnasios gratuitos ubicados en todas partes y que ofrece a "las mujeres de todos los tamaños" ejercicios y recetas.

"No más excusas.

- Madre de 3.

- Tiene exceso de piel.

- Tiene estrías también.

- Trabaja más de 50 horas a la semana (pero sigue entrenando 4-5 veces a la semana).

- Fue llamada mala madre y otras cosas crueles.

- Utilizó la crítica pública y creó...

- ...cientos de grupos de ejercicios gratuitos".

Las celebridades que se han recuperado después de tener a sus bebés siempre han recibido un poco de odio.

Hay muchos ejemplos: Blake Lively, Heidi Klum, Kate Middleton, Hilaria Baldwin... La gente no es feliz cuando haces alarde de tu cuerpo.

Ella ha pasado por mucho desde entonces.

Ella no solamente era madre de 3 hijos, también llevaba una organización sin fines de lucros, casas de retiros y estaba afrontados problemas en su matrimonio. "Siempre les digo a las mujeres que celebren sus cuerpos", dijo Maria a People. "Independientemente de si tenemos algo de celulitis, peso extra, piel extra o cicatrices adicionales - debemos estar orgullosas porque estamos progresando constantemente, nos estamos transformando y envejeciendo. ¡Este es nuestro templo, así que cuídalo!".

Hace poco, María comenzó a analizar su pasado.

"No sabía cómo operar. No quería trabajar, entrenar, conducir, comer o dormir. No quería escribir, no quería publicar nada en las redes sociales", dijo ella. "He pensado en todos los acontecimientos que me llevaron a este momento en el tiempo - de mi propia evaluación y egoísmo pasado, a los resentimientos, las frustraciones y las traiciones. He llorado por casi todo un mes y he pasado por cada etapa de la pena: choque, negación, ira, negociación, depresión y ahora aceptación". 

Ella hasta se separó de su esposo: "Siento como si estuviera tratando de permanecer por encima del agua, tratando de mantener las cosas juntas mientras se separan lentamente".

"Metas de hoy: Mantener a los pequeños humanos con vida".

Después, ella retiró lo dicho. Y 'como la mayoría de las madres' comenzó a tener excusas.

"Luché con mi reflexión durante algún tiempo", dijo Maria a People. "Dejé de sentirme hermosa. Como la mayoría de las madres, mi pelo está siempre en un moño, mi vida siempre está en movimiento y mis objetivos de ejercicios son siempre los últimos en mi lista de prioridades. Luché con la motivación, he ganado un poco de peso y estoy experimentando nuevos desafíos. Dejé que el mundo me consumiera el año pasado. Dejé que eventos, personas y cosas influyeran en mi percepción de mi misma y literalmente me sentí rota".

Supongo que ahora si se siente 'como la mayoría de las madres'.

Pero hacer ejercicio sigue teniendo un lugar especial en su corazón. Y la estuvo ayudando a lidiar con su vida de una manera saludable.

Ella publicó esta leyenda en su foto de Instagram, "El ejercicio me ha salvado la vida de muchas maneras. No sólo ha disminuido mis posibilidades de contraer enfermedades cardíacas, diabetes y ciertos tipos de cáncer, sino que aumentó mi confianza, fuerza y ​​longevidad. Más recientemente, he pasado por periodos muy oscuros de mi vida. Nunca me despierto con ganas de hacer ejercicio, rara vez me siento emocionada por entrar en un gimnasio... pero sé que soy una persona mejor, física, mental, espiritual y emocionalmente porque hago ejercicio...".

¡Esa era la inspiración que las madres necesitábamos!

"Muy orgullosa de mi misma. Primera vez que no fui la última en levantarse. He estado luchando con una ligera depresión por meses".

Pero luego cambió un poco de tono cuando muchas personas comenzaron a emocionarse por el hecho de que estaba validando sus excusas.

Ella dijo por Instagram, "hay mucha información falsa en recientes artículos sobre que "estoy haciendo excusas" (por mi foto reciente) o disculpándome por mi foto original. Déjenme decir: 

- A pesar de haber ganado peso, sigo siendo saludable. Siempre he celebrado a las mujeres que se ejercitan de cualquier tamaño, forma y edad. 

- No he dicho que no hayan excusas. Mi mensaje es que el ejercicio debería ser una prioridad (No la primera o la única como muchos críticos han dicho). 

- ¿Qué ahora tengo más excusas que en los años pasado? Mis retos son diferentes. Años anteriores le había dado vida a 3 niños, 3 negocios y una organización (...). 

- Ahora, podría tomar esta foto reciente y poner de leyenda '¿cuál es tu excusa?' y seguiría molestando al mundo, pero no haré eso. Mi mensaje no es sobre ser jactancioso, se trata sobre esforzarse, sobrevivir y ver a través de cada temporada de vida con claridad, confianza y convicción. 

- Yo no soy de las que se disculpan y no tengo arrepentimiento sobre lo que me llevó a este momento. Un momento en que la controversia provocó una conversación sobre los desafíos de la salud y, en última instancia, creó más de 300 grupos de ejercicios de 'No Excuse Mom' en todo el mundo. 

Soy tímida sobre las razones por las que estoy sufriendo y sanando hoy, pero quiero agradecer a todos los que me han apoyado a lo largo de los años".

Está bien, ese comentario dolió.

Y la cosa es que ella tiene razón: Aún cuando ganó peso, seguía sin estar gorda.

La verdad, es que la historia de Maria es un poco desconcertante: Ella ganó 4 kilos en el paso de 3 años, así que sigo sin pensar que ella realmente entendió todo lo que significaba ser 'una verdadera madre'. En un principio, pareció que ella estaba tratando de entenderlo o de expresar sus sentimiento, o disculparse por haber molestado a muchas mujeres. Pero supongo que no. ¡Felicitaciones, Maria! Tienes excusas y no eres gorda. Un hurra para ti.

¿Qué opinas sobre Maria Kang?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR