La ciencia afirma que el hombre que le gusta dormir de 'cucharita' es el mejor amante.

La ciencia afirma que el hombre que le gusta dormir de 'cucharita' es el mejor amante.0shares

¿A quién no le gusta dormir acurrucado con su pareja? Si tienes pareja deberías sabes que esta es una de las cosas más satisfactorias en una relación. Dormir abrazado con tu persona especial no sólo te hará sentir más unido a ella, sino que les brindará a ambos múltiples beneficios para la salud: sus horas de sueño serán más placenteras, serán más felices y por si fuera poco alargará sus expectativas de vida.

Pero hay una práctica que promueve factores muy positivos para una pareja y esa es dormir de 'cucharita'. Los expertos aseguran que las parejas que duermen juntas y en esta posición se sienten más seguras y protegidas. Sin embargo, existe un poco de tabú en relación a este tema ¿qué ocurre si es el hombre quien desea ser abrazado de esta manera?

Se supone que ambos se abracen como simulando dos cucharas que han sido unidas.

En donde uno será la cuchara grande (el que abraza) y el otro la cuchara pequeña (el abrazado). Hay hombres que disfrutan siendo la cuchara pequeña... Pero, no todos se atreven a admitir que les gusta ser abrazados por su pareja adoptando esta posición.

Steve McKeown, psicoanalista y fundador de The McKeown Clinic dijo:

Los hombres que prefieren ser la cuchara pequeña son más propensos a ser sumisos, sensibles, agradables y a estar en contacto con su lado femenino. Un hombre que está en contacto con su lado sensible puede ser más compasivo y definitivamente un contraste con el hombre tradicional. La sensibilidad es un rasgo muy importante ya que las relaciones tienden a ser complicadas y pueden ser problemáticas en la actual sociedad impulsada por el estrés.

Según McKeown, también incrementa la inteligencia emocional...

Un hombre que está en contacto con sus sentimientos tiende a ser más inteligente emocionalmente que aquellos que no lo son, lo cual es un punto importante en cualquier relación ya que la comunicación es la clave. También se considera que los hombres que son sensibles pasan mucho más tiempo con una mujer que adoran y aman, y es aceptable esperar mucho más compromiso.

Esto también es un problema de "dominio y protección". 

Puede referirse a "la mujer que está a cargo en la relación; en otras palabras, ella es quien lleva puestos los pantalones ".

A este respecto agregó:

La posición de la cuchara demuestra una dinámica en la que un compañero adopta una posición de protección sobre el otro. Es una posición vulnerable que dice 'Confío en ti'. Este tipo de protección fue sido una vez un estereotipo del dominio masculino sobre las mujeres, pero ya no. Los tiempos han cambiado ya que las mujeres ahora son más libres de afirmar su dominio en todos los aspectos de la vida.

Algunos usuarios de Internet explicaron qué tanto disfrutan de un abrazo tipo "cucharita" y esto dijeron...

George, de 22 años, dijo que el cuchareo es 'reconfortante'.

Stew, de 26 años, tuvo una visión muy descriptiva de este tipo de abrazo:

Todo hombre quiere ser un súper héroe ... pero cuando tienes a una mujer desnuda como capa, saltas en la cadena alimentaria de Los Vengadores. Al final del día, a los hombres les gusta ser cucharadas por la misma razón que las mujeres. Dejando de lado las normas patriarcales de la sociedad, todos quieren estar a salvo y nada se siente más seguro que un buen abrazo.

Sam, de 25 años, opinó sobre estas comparaciones tan descriptivas:

Diría que para el caballero moderno, ser la cuchara pequeña es como sentarse en la cama. Es una de esas cosas que normalmente no se hace, pero cada vez es más aceptable socialmente, particularmente como un trato. Creo que la imagen masculina desactualizada estereotípica se está erosionando lentamente y cada vez más hombres se sienten cómodos con la idea de que a veces incluso los chicos necesitan que les acaricien la cabeza y que les digan que son lindos.
me gusta que me abraces.

Sam, quien se describió a sí mismo como "más bajo que el hombre promedio", explicó que ser la cuchara grande no siempre es tan sencillo.

Y siguió diciendo...

En realidad, soy un poco más bajo que un hombre promedio, por lo que ser la cuchara grande podría significar tener la boca llena de pelo y, a veces, no poder respirar. Creo que la mayoría de las veces no se trata de pedir ser una cucharilla, sino de maniobrar en el punto óptimo. Es muy parecido a Ross de Friends y su técnica de 'abrazar y rodar'.

Lejos de ser una cuestión de amor, cucharear es un derecho y debe disfrutarse como mejor te plazca.

Sin embargo, mucho jóvenes temen ser emocionalmente abiertos...

Un informe reciente titulado Amor, lujuria y soledad, conducido por Status Online y Family Stability Network (Fastn), pinta una imagen de los obstáculos que enfrentan los jóvenes de hoy en su búsqueda de la felicidad y revela muchos temores y preocupaciones. Con una preocupación del 60 por ciento de estar solos, el 61 por ciento tiene miedo de ser una decepción en una relación. Un 55 por ciento adicional está ansioso de que se rían de ellos si son emocionalmente abiertos.

¿Cuál es tu posición favorita para dormir con tu pareja? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR