Este chico de 10 de edad, encontró un fósil de más de 1.2 millones de años en el desierto

Este chico de 10 de edad, encontró un fósil de más de 1.2 millones de años en el desierto5shares

De niño, siempre soñé con ser un arqueólogo. Y es que tantas películas de la momia y búsquedas de tesoros hicieron que me sintiera atraído por esta profesión. De verdad, se veía muy interesante ir a templos abandonados, desiertos y más para descubrir hechos del pasado o, mejor aún, encontrar tesoros invaluables.

Por supuesto, ser arqueólogo no es tan fácil como lo pintan en televisión, ellos no consiguen tesoros o fósiles una vez a la semana. De hecho, pueden pasar años de excavación e investigación para dar con algún resto o tesoro enterrado. Por lo que, sin duda, no es un trabajo de niños...

...O puede que sí. Y es que recientemente un chico de 10 años encontró un fósil de más de millones de años durante una caminata por el desierto Las Cruces. Ahora la noticia de su hallazgo le ha dado la vuelta al mundo.

El pasado noviembre, Jude Sparks estaba caminando con su hermano en el desierto Las Cruces.

Cuando de repente tropezó con lo que resultó ser un colmillo fosilizado de una criatura de más de 1,2 millones de años, la cual fue identificada como un "stegamostodont".

"Estaba corriendo y tropecé con el colmillo. Mi cara aterrizó junto a la mandíbula inferior. Cuando miré hacia arriba, había otro colmillo", dijo Sparks a KVIA 

Por supuesto, cuando Jude encontró a la maravilla prehistórica no sabía lo que era.

Para el momento del descubrimiento, ni el chico, ni su hermano, ni sus padres sabían que esqueleto encontrado pertenecía a un stegomastodon. Es más, al principio creyeron que se trataba del cráneo de un elefante.

"No sabía qué era. Sólo sabía que no era lo habitual".

Luego de lo ocurrido, la familia se puso en contacto con el profesor Peter Houde de la Universidad Estatal de Nuevo México.

Quien junto a un equipo de la universidad desenterraron el cráneo en mayo, puesto que primero necesitaban obtener el permiso del terrateniente.

Por lo general, los fósiles prehistóricos se descomponen al ser expuesto a los elemento.

Pero los Sparks tuvieron la suerte de encontrar el cráneo justo después de que las fuertes lluvias lo dejaran visible, informó el New York Times.

Se piensa que el fósil de más de 900 kilos está casi intacto. 

Por lo que fácilmente se convertiría en un tesoro arqueológico.

Según el profesor, existen otros fósiles por el área.

"Sabemos que estos fósiles están aquí bajo tierra. Incluso, la casa de alguien podría construirse justo encima de ellos. Sólo que no suelen sobrevivir al proceso erosivo para llegar a la superficie. Sólo se descomponen en pedacitos diminutos. En realidad son muy, muy frágiles", declaró  Houde.

"Fue increíblemente emocionante porque los fósiles en esta condición son extremadamente raros", continuó el profesor.

"Sabemos que están aquí pero difícilmente puedes encontrarlos. Así que estábamos muy emocionados".

Por el momento, Houde estima que el cráneo es uno de los cientos de fósites de stegomastodon desenterrados en todo el mundo.

"Este podría ser el segundo cráneo completo encontrado en Nuevo México ", explicó el biólogo en la declaración de la universidad.

Ahora se espera que la Universidad ponga el cráneo en exhibición después de que sea estudiado y reconstruido.

Aunque el proceso podría tomar años. 

"Toda la proteína se ha ido de estos fósiles y el hueso es muy muy frágil. Y tan pronto como el sedimento se quita de su alrededor, se desmorona completamente por sí solo. Así que tenemos que usar conservantes para estabilizarlo antes de quitar el sedimento que lo rodea. Es un gran trabajo", aseguró Houde a KVIA.

En cuanto al descubrimiento, Sparks estaba muy ansioso de contárselo a sus amigos.

"Le dije a mis amigos y la mayoría de ellos ni siquiera me creían", dijo el chico por televisión.

Por su parte, la madre de Jude, Michelle Sparks, cuenta que todo el proceso ha sido un viaje increíble. Especialmente para los niños, porque todos ellos sueñan con encontrar algún tesoro enterrado y Jude lo hizo.

Sorprendentemente, el stegomastodon no es un dinosaurio.

Sino que es una criatura parecida a los elefantes que vivieron hace un millón de años, en cambio, los dinosaurios murieron hace más de 60 millones de años.

¡Esto sin duda es un gran descubrimiento!

Esperemos que la universidad pueda reconstruir los restos exitosamente.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR