Esta Extraña Criatura Aparece En El Camino De Un Camionero Que Apenas Terminaba Su Jornada Laboral.

Esta Extraña Criatura Aparece En El Camino De Un Camionero Que Apenas Terminaba Su Jornada Laboral.337shares

Este mamífero africano habita las sabanas y zonas boscosas de África. Se les conoce por ser animales muy solitarios que duermen durante el día y en la noche salen de su madriguera para buscar alimentos.

El chofer buscó a su alrededor algún rastro de la madre del animal sin tener suerte; fue entonces cuando el conductor tomó al cerdito hormiguero, lo montó al camión, y lo llevó hasta el refugio animal en la casa de la médico veterinario Dr. Erika de Jager, llamado ZURI Orphanage.

La mujer le puso al oricteropo E.T. debido a su curiosa apariencia: no contaba con pelo corporal y probablemente tenía alrededor de 2 meses de vida.

Tan pronto la doctora se hizo cargo del animal, no dejó de darle cuidados especiales: “Fue amor a primera vista para mi” declaró la Dra. de Jager.

Pero debido a que la doctora jamás había cuidado un animal como él, fue todo un reto para ella aprender qué cuidados necesitaba la cría a tan temprana edad.

“Tuvimos que experimentar diferentes tratamientos con él(…) Al comienzo le dimos leche para gatitos, pero no le hizo bien, fue después de unos consejos de un veterinario de la Universidad de Pretoria que tuvimos una mejor idea de cómo alimentarlo; en ese instante comenzamos a importar su leche, solo así comenzó a ganar peso”.

-Erika de Jager-

La veterinaria también cuenta que cuidar de la criatura no tenía horario fijo. “Fue un trabajo a tiempo completo, mucho más que cuidar un bebé (…) él necesitaba ser alimentado cada ciertas horas, también debía salir a caminar con él para asegurarme de que hiciera ejercicios”.

Tan pronto el pequeño obtuvo cierta estabilidad, Erika le presentó E.T. a los perritos rescatados que tenía en su refugio: Spokie y Zara. Lógicamente, los perros no sabían qué pensar del nuevo perro tan extraño. Su desconcierto es evidente en esta foto:

Pero muy pronto E.T. se integró a su nuevo grupo de amigos: “Los perros se interesaron en E.T. y solo reaccionaron como si fuera otro perro, ellos suelen jugar con otros animales como las cabras y jabalíes rescatados en el refugio; nada fue inusual para ellos. Los perritos jugaron con él como si fuera uno de ellos”.

Desde muy bebé, E.T. tenía un lugar favorito para dormir: la cama de sus amigos perros.

Pero tan pronto despertaba, E.T. seguía a sus compañeros caninos a todos lados “No creo que E.T. se sintiera como un oricteropo, sino más bien asumía que era un perro” asegura la doctora.

E.T. estuvo en el refugio por 5 meses antes de poder volver a su hábitat natural. Tal como lo explica la doctora de Jager “La liberación de E.T. se llevó a cabo en diferentes etapas, primero jugaba a las afueras solo por 1 hora, después 4 horas, hasta que finalmente pasó la noche solo”.

A pesar que E.T. regresó a su hábitat nuevamente, de Jager cuenta que siempre lo ve rondando el lugar: “El viene a casa todas las noches” cuenta la doctora.

La doctora Erika aprendió tanto de su experiencia con E.T. que pocos mesees después, otro bebé oricteropo llamado Gertie llegó al refugio tras haber perdido a su mamá. Gertie, al igual que E.T., disfrutaba de dormir en la cama de los perros y jugar con ellos todo el tiempo. 

En caso de que quieras apoyar a la noble causa de este refugio que se dedica a rescatar animales salvajes en África, puedes averiguar más aquí: http://www.zuriorphanage.com/donate/

¿Qué opinas de esta historia?

¡Ayudemos a otros oricteropos a ser sanos y felices!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR