El silencio absoluto ayuda a crear nuevas células cerebrales

El silencio absoluto ayuda a crear nuevas células cerebrales0shares

Nuestro mundo siempre tiene ruido. Puede que nosotros, tan acostumbrados a este no lo notemos, y seamos de los que piensan que al llegar la noche y apagar las luces, quedamos en "absoluto silencio", pero la verdad, no es así. 

Existen vibraciones constantes provenientes de las ondas eléctricas, máquinas que no apagamos en casa, como los refrigeradores, entro otras cosas. Ese sonido está siempre presente, hasta el punto en que si lo eliminamos, sentiríamos al principio una molestia en los oídos, por la falta de costumbre. 

Es por ello que el verdadero silencio absoluto se ha convertido en una rareza en nuestro mundo , y quizás sea precisamente por eso que nuestro cerebro reacciona de esta forma cuando se somete a ello. Tal como lo afirman las recientes investigaciones, que a pesar de ser en ratones, no deberíamos menospreciar. 

El valor del silencio

Aquel que es realmente absoluto y que sientes que genera una sensación extraña en tus oídos, como una presión inexistente, resulta en realidad muy beneficioso para tus neuronas, ya que exponernos por pe´riodos cortos nos lleva a verdaderos estados de relajación. 

Nuevas células

Ahora bien, se ha confirmado, al menos en ratones, que la exposición más prolongada a este silencio absoluto estimula el desarrollo de nuevas células en le cerebro, lo cual sería un beneficio aún más significativo que el anterior. 

En la rareza está la clave

Debido a que existen muy pocos lugares en nuestro mundo donde realmente podamos disfrutar de un silencio absoluto este se ha convertido en algo realmente difícil de disfrutar, por lo que es posible que esta sea la razón de los efectos neurológicos hallados.

La respuesta del cerebro al silencio

David Gross habla de estos hallazgos entre otros, presentados en un resumen de distintas investigaciones científicas que hablan de los beneficios del silencio. 

Un estudio en ratones

Imke Kirste, biólogo de la Universidad de Duke, basó su estudio en los efectos re-generativos que el sonido ejercía en el cerebro.

Para ello se concentró en evaluar a un grupo de ratones y someterlos a diversos estímulos auditivo. El resultado que encontró fue impresionante

Kirste dividió los ratones en tres grupos, los cuales diariamente fueron expuestos a música, estática y llamadas de crías de ratón

Mientras un cuarto grupo, denominado "control" se sometió a dos horas de absoluto silencio al día

Los tres primeros grupos, presentaron efectos positivos, pero ninguno de ellos resulto duradero

Sin embargo, el grupo control fue quien arrojó un resultado completamente inesperado, y precisamente el que Kirste esperaba encontrar en los demás

En el hipocampo, región del cerebro involucrada en la codificación de nuevos recuerdos, se habían desarrollado nuevas células

Kirste cree que la inusual experiencia de ser sometido a un entorno completamente silencioso aumentó la actividad cerebral

Siendo esta la respuesta del organismo a una situación completamente ajena y desconocida

Ahora bien, las personas que han sufrido daños en el hipocampo pueden desarrollar problemas para generar nuevos recuerdos o incluso perder antiguos

Así que esta podría ser una forma de tratamiento para recuperar las células y con ellas las funciones de la memoria

Por otro lado, el doctor Luciano Bernardi, de la Universidad de Pavia en Italia, junto con sus colegas C. Porta y P. Sleight

El equipo investigaba el efecto de la música para controlar el estrés

Para ello tomaron un grupo de personas a escuchar pistas cortas en seis estilos diferentes, observando sus reacciones fisiológicas

Una pausa breve de dos minutos fue intercalada entre las piezas, los investigadores no planeaban incluirla en la investigación 

Sin embargo, al revisar los resultados notaron que en estas pausas se había logrado un estado de relajación más profundo que con cualquier música

Según esta investigación, los períodos de silencio, alternados con otros sonidos pueden ser el mejor tratamiento para controlar el estrés

Y si tomamos en cuenta el estudio anterior, estos períodos de silencio además ayudan a mejorar la memoria y las funciones cerebrales

¡Disfrutemos un poco más del silencio de ahora en adelante! Comparte esta interesante información 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR