29 Cosas que seguramente le hiciste a tus Barbies cuando eras una niña

29 Cosas que seguramente le hiciste a tus Barbies cuando eras una niña2.4kshares

Cuando pienso en mi infancia, debo decir que me siento orgullosa. Tuve una infancia muy alegre pasando grandes momentos con mis amigas en el jardín haciendo "fiestas de té" o jugando con mis primos en la bicicleta y viendo muchas películas animadas con mis padres.

Por supuesto, como toda niña, conté con muchos juguetes y peluches, pero si debo mencionar mi favorito, diría que fue mi Barbie. Bueno, mis Barbies y es que tenía toda una colección de ellas: la Barbie profesora, la Barbie ama de casa, la Barbie doctora y, por supuesto, la clásica.

Todas ellas me proporcionaron muchas horas de diversión y entretenimiento. Lo mejor de todo, es que gran parte de esos juegos dependían en mi imaginación, solía crear muchas historias alocadas mientras jugaba con ellas. Aunque, algunas veces, esos juegos se salían de control y le hacía cosas terribles a mis muñecas.

¿Quién no jugó con las Barbies?

Prácticamente era el juguete predilecto de todas las chicas. No podías ser una niña respetada en la escuela si no tenías una, así fuese de imitación. Y la diversión que te proporcionaba era ilimitada, ya que todo estaba en tu imaginación y tú decidías cómo se desarrollaba la historia.

Sin embargo, hubieron ocasiones en que esas historias se salieron de control.

Así es, para darle un poco más de drama a esas historias, le hacíamos cosas terribles a nuestras muñecas que, en ocasiones, las dejaban marcadas de por vida. En fin, nunca volvieron a ser las mismas.

Aquí te dejamos 29 cosas que seguramente hiciste con tu Barbie:

1. Masticarlas.

Eran muy suavecita, ¿a quién no le gustaba?

2. Perderle un zapato y fingir que nada pasó.

Pero no volvía a ser la misma...

3. ¡Y si tenías suerte, lo encontrabas!

Pero de una manera un poco dolorosa, Ouch.

4. ¡Aprendimos a maquillarla!

Sí, usábamos nuestros colores y marcadores. Pobre Barbie :(.

5. Ver qué tan elástica era.

Sí, doblábamos sus rodillas en ángulos extraños.

6. Ver que tanta flexibilidad tenía.

7. Cortarle el cabello y darle un nuevo estilo.

¡Hermosa!

8. A veces llegábamos al extremo para ver qué había debajo de su cabello.

9. Algunas veces las cosas se nos iban de las manos.

10. Le buscábamos nuevos novios.

11. Usarla de ofrenda en algunos juegos.

Fuiste una buena muñeca, Barbie.

12. Jugar a la piscinada con todas nuestras Barbies.

Pero nunca volvían a ser las mismas...

13. "Rasurar" sus piernas para terminar arruinándolas todas.

Sus piernas quedaban... no sé... ¿deformes?

14. ¡Barbie embarazada!

Sí, ese Ken fue todo un travieso.

15. "Retocar" su vestuario y hacerlo más atrevido.

Barbie sexy.

16. Crearle un nuevo traje.

17. Darles nuevos nombres.

Anastasia, Jennifer y cualquier otro.

18. Usar a la Barbie más fea como la mala de la historia.

19. Planear trágicos accidentes automovilísticos.

¡Y así llegábamos a tener a la Barbie viuda!.

20. Desnudarla.

¡Hacíamos fiestas atrevidas!

21. Abrir su empaque sin importarnos que fuera de colección.

¡Esas eran nuestras favoritas!

22. Buscarle ropa nueva.

23. Persuadir a tus hermanos y primos para que jugaran contigo.

A mi primo le gustaba mucho...

24. Redecorar la casa de Barbie.

Sí, Barbie también se cansaba del mismo mobiliario.

25. Enfurecerte cuando te traían una Barbie de imitación.

¡Esa no es una Barbie!

26. Recrear escenas épicas de películas y telenovelas.

Engaños, traiciones y más.

27. Obligarlas a asistir a clases.

Cosa que ni nosotras queríamos.

28. Aplastarle la cara.

Y descubrir como se vería una Barbie gorda.

29. Hacer que Barbie y Ken tuvieran relaciones sexuales.

Mi muñeca se llamaba Anastasia y le gustaba estar mucho con Grey... Digo, con Ken.

¿Qué otras cosas hiciste?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR