20 Datos interesantes sobre tu Zona V que probablemente desconocías

20 Datos interesantes sobre tu Zona V que probablemente desconocías1shares

Cuando éramos unas niñas, la primera en hablarnos sobre nuestra Zona V fue nuestra madre, quién seguramente se refirió a ella como una "florecita". Pero en ese entonces, sólo nos advirtieron de la importancia de mantenerla limpia y de cuidarla como es debido.

Con el paso de los años, descubrimos que esa "florecita" realmente puede brindarnos mucha satisfacción. Sin embargo, seguimos teniendo la obligación de protegerla de infecciones, rozaduras, hongos y hasta virus. Pero, a pesar de que ya somos grandes y que se consigue tanta información sobre nuestras vaginas, aún nos sentimos incomodas al hablar sobre ella.

Pero va siendo hora de que superes esa pena y puedas expresarte al respecto con naturalidad, en especial cuando estás experimentado algún síntoma extraño. Por esa razón, no temas en acudir a tu doctor y mucho menos sientas vergüenza al enseñarle tu Zona V. Recuerda, la clave de prevenir enfermedades, es manteniendola sana y eso solo lo lograrás si superas tus inhibiciones.

Para ayudarte a entender tu Zona V, aquí te dejamos unos 20 datos interesantes:

1. Se limpia sola.

¿Recuerdas ese fluido blanco, casi cristalino, que desechamos constantemente? Bueno, ese líquido se encarga de eliminar las bacterias para que no entren al útero y así no sufras infecciones. Por lo que no necesitas usar ningún gel o desodorante en esa zona, ya que sólo alterarán el pH. Además, tu vagina no debe oler a rosas.

2. Es bastante elástica.

Debes entender una cosa, tu vagina es sumamente elástica, por lo que no debes preocuparte si te topas con un hombre que, bueno, tenga un miembro enorme, ya que con buena estimulación, tu vagina se adaptará al tamaño. Además, recuerda que las chicas tienen a sus bebés por ahí, así que no te agobies.

3. Debes ejercitarla.

No importa la edad que tengas, siempre es importarte que ejercites esa zona y la técnica de Kegel realmente ayuda a fortalecer los músculos pélvicos.

"Iba a decirlo, debes comenzar a ejercitar tu vagina".

4. El período cura.

Aunque todas lo odiemos, la menstruación puede resultar muy beneficiosa. No sólo te purifica, sino que esa sangre, según diversos estudios, sirve para tratar enfermedades como el Alzheimer y la esclerosis.

5. Puede cambiar de color.

Tu vagina puede adquirir diferentes tonalidades durante las relaciones y/o embarazo. Ya que cuando el flujo de sangre de esa zona cambia, los niveles de estrógenos bajan, lo que hace que tome otro color.

6. Puede aumentar su tamaño.

Cuando estimulas esa zona, hace que la sangre se centre ahí lo que al dilatarse se pone más grande.

6. Tienes algo en común con los tiburones.

No es que tengas la vagina de un tiburón, sino que las mujeres generan una sustancia llamada "escualeno", que es usada para cremas corporales, al igual que el aceite de hígado de tiburón.

7. Hay 4 formas de llegar al cielo.

1) Estimulando la zona. 

2) Cuando el chico mete su miembro. 

3) Cuando masajeas el cuello uterino. 

4) Cuando la estimulas después de tener relaciones.

8. No te preocupes si sudas.

Esa zona suda constantemente, mientras no tengas mal olor, significa que todo está bien. Eso sí, recuerda bañarte por la noche.

9. Es capaz de atrapar al "amiguito".

Eso se conoce como captivus y ocurre cuando los músculos de la pelvis hacen más presión de lo normal en las relaciones, haciendo que el miembro del hombre quede atrapado.

10. Tamaño de los labios.

Todas las mujeres son diferentes, algunas tienen partes colgando, otras las tienen cortas... En fin, ninguna es igual a la otra.

11. ¿Qué tan seguido te depilas?

Debes saber que esos pelitos son normales y que depilarlos por completo pueden provocar graves infecciones.

12. ¿Qué hay del ‘‘timbre’’?

La zona V es sensible, sobre todo en la parte superior, en el timbre, donde hay cerca de 8.000 terminaciones nerviosas.

13. Los alimentos con probióticos.

Comer alimentos con probióticos te ayuda a evitar infecciones en esa zona.

14. Cuidado con quien compartes la cama.

Existen muchas enfermedades de transmisión de sexual y de seguro no quieres ninguna de ellas. Por eso debes elegir muy bien a tu pareja.

15. No todas las mujeres desprenden fluido al llegar al punto clímax.

No todas las mujeres "se corren" al llegar al clímax, algunas a penas arrojan unas gotitas.

"Mi vagina está bien".

16. Las relaciones sexuales no deben ser dolorosas.

Muchas sienten dolor al hacerlo, pero eso no es algo normal. Si tienes ese inconveniente, acude a tu médico, podría tratarse de una infección o de algo más serio.

17. Tono real.

Tus labios "inferiores" no deben ser del mismo color de tu piel, algunas mujeres pueden tener esa zona de color marrón o púrpura.

19. ¿Cuánto debe medir?

Tu altura no está relacionada  con el tamaño de tu vagina. Puedes ser bajita, pero tener labios grandes.

"Las vaginas son increíbles".

20. Ser activa te mantiene saludable.

Debes consentir tu zona al menos dos veces a la semana, eso mejorará la circulación, la mantendrá saludable y te sentirás mejor.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR