20 Casas con techos de césped que parecen haber salido de un cuento de hadas.

20 Casas con techos de césped que parecen haber salido de un cuento de hadas.401shares

Los escandinavos se toman muy en serio eso de tener techos de césped. Ya hace muchos años que los usan y no parece que tengan planeado ir a ningún otro lado. De hecho tienen una competencia anual para determinar cuál es el mejor proyecto de techo de césped de toda Escandinavia organizado por la Scandinavian Green Roof Association.

Y existe una razón por la que los escandinavos adoran tanto este tipo de techos de césped. Resulta que estos no son simplemente una hermosa característica de una casa, sino que también ofrecen numerosos beneficios sociales, ambientales y económicos. Absorben el agua de la lluvia, reducen los gastos generados por calentadores durante el invierno, los gastos del uso de aires acondicionados durante el verano, son aislantes, y duraderos, por nombrar algunas de sus ventajas.

Sigue leyendo para que eches un vistazo a esta lista de los más únicos y hermosos techos ubicados en casas en Escandinavia.

1. Hofskirkja, Islandia.

El término "techo de césped" es un poco engañoso, ya que el elemento activo, a prueba de agua del techo es la corteza de abedul. El objetivo principal del césped es mantener la corteza de abedul en el lugar. El techo podría muy bien haber sido llamado "techo de corteza de abedul", pero su aspecto exterior de hierba es la razón de su nombre en las lenguas Escandinavas: torvtak en Noruego y Sueco, torfþak en Islandés.

2. Thjorsardalur, Islandia.

Este tipo tradicional de techo verde en Noruega cubierto de césped en la parte superior con varias capas de corteza de abedul sobre una suave pendiente de tablas de madera de techo es llamado techo de césped. A finales de siglo 19, fue el techo más común en las casas de madera rurales en gran parte de Noruega. Su distribución aproximadamente se corresponde con la distribución de la técnica de construcción con madero en la arquitectura vernácula de Finlandia y la península escandinava.

3. Extraño cementerio de Hofskirkja, Islandia.

El peso de aproximadamente 250 kg por m² del techo de césped es una ventaja, ya que ayuda a comprimir los maderos y hacer las paredes a prueba de corrientes de aire. En invierno, el peso total puede también aumentar a 400 o 500 kg por m² a causa de la nieve. La tierra es también un aislante razonablemente eficiente en un clima frío. La corteza de abedul debajo asegura que el techo sea resistente al agua y de larga duración.

4. Skalholt, Islandia.

5. Vatnajökull Nationalpark, Islandia.

6. Renndølsetra, Noruega.

7. Noruega.

8. Pueblo de Saksun, Streymoy, Islas Feroe.

9. Torshavn, Islas Feroe.

10. Iglesia de Funningur, Islas Feroe.

11. Mikladalur, Islas Feroe.

12. Una casa aislada en Noruega.

Un techo de césped está bien adaptado a una economía de trueque porque los materiales están en todas partes y no cuestan nada, aunque el trabajo es laborioso. Pero un hogar por lo general tienen una gran cantidad de mano de obra, y los vecinos por lo general se les invita a participar en la fiesta de techado. El término Noruego Dugnad denota una costumbre establecida en las comunidades rurales, donde las grandes tareas se llevan a cabo con la ayuda de los vecinos. 

13. Jølster, Noruega.

Los techos de teja, que aparecieron mucho antes en las ciudades y en señoríos rurales, reemplazaron gradualmente los techos de césped, excepto en las distantes zonas del interior durante el siglo 19. Hierro corrugado y otros materiales industriales también se convirtieron en una amenaza para las tradiciones antiguas.

14. En el pequeño pueblo de Skaholt, Islandia.

15. Paisaje increíble en la isla de Streymoy.

16. El techo de la casa desaparece en la vegetación verde.

17. Una casa en medio de la típica naturaleza de Noruega.

18. Kvednafossen Waterfall, Noruega.

19. Rogaland, Gullingen, Noruega.

20. Isla de Streymoy, Saksun, Islas Feroe.

Si los países escandinavos no atraen a tantos viajeros es sobre todo por el clima, pero vale la pena combatir el frío y descubrir estas casitas mágicas. Además de proteger la biodiversidad de zonas urbanas y tener ventajas prácticas, estos techos típicos de los territorios nórdicos ofrecen bonitos paisajes únicos que parecen salidos de cuentos de hadas.

¡Crean un mundo mágico y verde que enamoraría a cualquier visitante!

¿Estás listo para arreglar tus maletas?

¿Te gustaría vivir en una de estas? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR