10 Consejos que Harán que Recuperes Tu Teléfono Si Se Te Moja

10 Consejos que Harán que Recuperes Tu Teléfono Si Se Te Moja1shares

Pasa hasta en las mejores familias.

No importa qué tan preciados sean nuestros teléfonos para nosotros y qué tan cuidadosos seamos protegiéndolos, lo más probable es que terminemos mojándolos. Sea que accidentalmente te metas a la piscina con él, que lo dejes en la ropa cuanda la metes a la lavadora o que se te caiga en el inodoro, la suerte se va a acabar tarde o temprano.

Incluso si siempre recuardas sacar el teléfono del bolsillo y sujetarlo firmemente, el mundo a veces simplemente hará lo que quiera. Una vez, me levanté después de usar un baño público y mi teléfono simplemente se deslizó fuera de su forro y cayó directamente en la asquerosa taza del inodoro. Sí, no fue un día divertido.

Afortunadamente, todavía hay chance de que puedas salvar tu teléfono inteligente si termina dando una zambullida inesperada. No hay garantía de que funcione si tienes un caso extremo en tus manos, pero definitivamente vale la pena intentarlo antes de que des por perdido tu amado aparato. A mí me ayudó durante my asqueroso infortunio con el inodoro y ayudó a mi mamá después de que su teléfono estuvo en la lavadora. Con algo de suerte, te podría ayudar a ti también.

Así que aquí están los 12 pasos que necesitas recordar para darle una segunda oportunidad en la vida a tu teléfono mojado.

COMPARTE esto y ayuda a tus amigos a prepararse para que puedan actuar con rapidez durante esta situación apestosa.

1. Sácalo del agua de inmediato.

Esto parece algo tonto, pero es importante hacerlo tan rápido como puedas. Mientras más tiempo pase bajo el agua, lo más probable es que quede dañado más allá de toda reparación posible.

2. Saca la batería.

Si puedes hacerlo fácilmente, hazlo de inmediato sin oprimir ningún botón o apagarlo. Mientras más rápido puedas quitarle la energía a tu teléfono, es más probable que puedas prevenir un cortocircuito. Si necesitas herramientas para llegar a la batería, cuidadosamente apágalo hasta que puedas llegar a ellas.

3. Remueve la tarjeta SIM.

Dependiendo del tipo de teléfono que tengas, mantener la tarjeta SIM en funcionamiento te garantiza que todos tus contactos y otra información se mantengan a salvo incluso si el aparato en sí mismo se arruina.

4. Seca el teléfono con una toalla limpia.

Asegúrate de quitar el agua de los puertos y otras aberturas tanto como puedas. Algunas personas han intentado otros métodos para secar sus teléfonos, pero algunos de ellos sólo pueden empeorar el problema. Así que si se te ocurre la próxima idea, sácala de tu mente ya mismo.

5. No intentes usar un secador de cabello en tu teléfono.

No importa a qué tan baja potencia pongas a funcionar el secador, el calor dañará las delicadas partes internas de tu teléfono. También es una mala idea ponerlo en el horno o el microondas. Como mucho, puedes usar aire comprimido para sacar el agua de las grietas, pero esto debe hacerse cuidadosamente, de manera que no la soples aún más hacia adentro. Si no tienes aire comprimido, hay un par de maneras simples de deshacerse de la peligrosa humedad que se asienta en tu teléfono.

6. Recolecta todas tus bolsitas de gel de sílice.

Si conservas todos estos paquetitos, ahora es el momento de utilizarlos. Junta todos los granos en un contenedor sellado y entierra el teléfono en ellos. No te preocupes si no tienes ninguno, porque yo tampoco tenía. Resulta que hay otra manera muy simple de lograr el mismo cometido.

7. Llena el contenedor con arroz sin cocinar, en lugar del gel de sílice.

Sí, el arroz es capaz de absorber humedad tanto como otros desecantes y es mucho más probable que tengas bastante a tu disposición. Enterrar nuestros celulares en arroz funcionó para mi mamá y para mí, aunque hay un paso muy útil del que no teníamos conocimiento.

8. Envuelve tu teléfono holgadamente en una toalla de papel antes de ponerlo en el arroz.

Esto puede ayudarte a prevenir que ningún grano suelto de arroz encuentro el camino hacia adentro de tu teléfono. Mientras mi teléfono fundcionó sin problemas sin este paso, pasé meses encontrando granos de arroz dentro del teléfono de mi mamá después de poner en práctica este truco.

9. Es muy importante que tu contenedor esté tan sellado como sea posible.

Después de todo, sólo quieres que tu gel de sílice o arroz absorban el agua de adentro de tu teléfono solamente. De otra manera, el truco no funcionará igual porque tu agente secante, también estará absorbiendo humedad del aire a su alrededor.

10. Una vez que tu teléfono esté seguro, es momento de jugar el juego de la espera.

Querrás esperar al menos 24 horas, pero algunas personas prefieran darle 36 horas antes de sacar el teléfono fuera del desecante.

Ahora todo lo que tienes que hacer es armar todo de nuevo y prenderlo otra vez.

Con suerte estos pasos salvarán tu teléfono igual que como me funcionaron a mí ¡Buena suerte!

No olvides COMPARTIR esto en Facebook y ayuda a otros a descubrir esta fácil solución para un problema tan preocupante.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR